19 de septiembre de 2006

ALGUNAS REFLEXIONES FILOSÓFICAS

Si saqué pecho y escribí después del 7 a 1, tengo derecho a hacerlo ahora que estamos punteros (aunque no me lo crea del todo).

San Lorenzo juega feo, defiende como Italia y va dejando atrás la humillación a la que habíamos sido sometidos tres semanas atrás. No me gusta cómo hace jugar Ruggeri al equipo, pero en cierta manera es lógico. Después de la catástrofe, lo primero que había que evitar en los partidos siguientes era que nos siguieran haciendo goles (y si nos los hacían, hacer la misma cantidad o más que el rival).

Con un equipo groggy, la confianza se ha ido recuperando de a poco, y el efecto de aquella tarde ignominiosa ha sido benéfico. Bien lo dijo Saja (a quien los hinchas de boca detestan profundamente después de que les gritara un gol en la Bombonera): "Si no hubiera perdido 7 a 1, San Lorenzo no habría ganado los tres partidos siguientes".

Yo creo que en San Lorenzo se ha creado una mística especial con ese resultado. Los cuervos seguimos soportando cantitos y burlas de cualquier perejil suelto por ahí. El equipo juega con vergüenza, y unido ante la masa burlona. Tal vez, en otro club aquel resultado habría provocado crisis mucho más graves, y una serie de derrotas imparable.

Ahora podrán venir más tardes negras, pero en lo inmediato la situación se ha estabilizado. Sirva como ejemplo a los agoreros de siempre.

Por último, me encantaría que todas las hinchadas se comportaran como lo hizo la de San Lorenzo aquella tarde. Vimos los 7 goles estoicamente, sufrimos, perdimos y cantamos igual. Otros hacen lío, rompen todo y logran la suspensión que impide la goleada histórica.

Sobre lo que está por venir, no hago futurismo. Espero en silencio aunque sospeche.

1 comentario:

PIQUETE, el bostero dijo...

Si San Lorenzo sigue su marcha ascendente, no va a faltar aquel perejil que diga que el cuervo va a ser la gran sorpresa.

Antes de empezar el mundial, Bilardo dijo que «Brasil, Argentina, Alemania, Italia, Inglaterra y Francia, van por el título».

Pienso que el fútbol argentino pasa lo mismo, los 5 grandes van por el título Y el «cuervo» pertenece al TOPE FIVE de nuestro mejor deporte. Creo que un equipo denominado «chico» es la verdadera sorpresa de un campeonato.

« Por lo menos así lo veo yo»