9 de junio de 2006

MUNDIAL

El primer Mundial que tengo presente en mi memoria es Argentina 78, cuando yo tenía 7 años. Tengo pocas imágenes. Apenas el televisor blanco y negro puesto en un rincón estratégico de la sala, donde la antena captara las imágenes con alta fidelidad. Y mi padre llevándome en andas después del 6 a 0 a Perú. No mucho más.

De España 82 recuerdo la goleada a Hungría 4 a 1, que vi a la vuelta del colegio en el cuarto de los padres de Arturo, uno de mis amigos/hermanos con los que es importante vivir los Mundiales. Ya eran tiempos de TV color.

En México 86 estaba en plena adolescencia, con toda la energía que eso supone para festejar desaforadamente por las calles. Mi recuerdo más hondo es de la final frente a Alemania, cuando el padre de mi amigo se levantó en pleno segundo tiempo para... ir a regar las plantas. Nunca podré terminar de entender su iniciativa.

Italia 90 me deja una imagen amarga del cadete pispeando la vidriera de un negocio de electrodomésticos, con la derrota ante Camerún, el éxtasis del gol del Cani a Brasil, abrazado en el suelo con mis amigos, y la locura de los penales frente a Italia en el bar de Diagonal Norte y Suipacha, que hoy ya no existe. Fui a la Plaza de Mayo a gritar el subcampeonato.

Estados Unidos 94 me trae la cachetada del corte de piernas del Diego y el silencio masivo al día siguiente en mi viaje en el 152 a la Facultad. Argentina fue eliminada antes de jugar con Bulgaria y Rumania. Y yo aposté los finalistas y el campeón y todavía me deben una comida en Lola.

Francia 98 me trae la eliminación a los ingleses, que vi en un hospital mientras mi tía luchaba por su vida. Era raro festejar con el corazón apenado. Después, el latigazo de Holanda y otra vez el silencio en las calles. Me encontré con el Coco aquella noche, casi no pudimos articular palabra.

Y el 2002... mejor ni recordarlo. Mi primer Mundial con Paula, y el fracaso tempranero, en la casa de Gonzalo, en una helada mañana que tenía más de sueca que de argentina. La felicidad en mi vida pasaba por otros lares.

Este será el primer Mundial de Sofía y Valentina. Solo por eso ya será especial. ¿Iré con ellas al Obelisco?

5 comentarios:

PIQUETE, el bostero dijo...

Me acuerdo del Mundial 86, que

grité el mejor gol de todos los

tiempos, insulté a un juez

que anuló un gol de Diego a los

uruguayos y el partidazo de la

final con Alemania.

En los 90 me acuerdo de los

penales atajados por Goyco y

la mafia de la FIFA que nos

robó la final de Italia 90 y

bochorno de EEUU con el " 10 "

Por supuesto los fracasos

de los mundiales siguientes.

Pueda ser que vayas con tus hijas

al Obelisco

Ellee Seymour dijo...

Greetings from England. I think you are excited about the World Cup, we are too. We both have the same blog template. I write about politics and life. I wish I could read your posts. Have a lovely day.
Were any people knitting in your country today? It is world wide public knitting day, according to a friend who I wrote about. Have you heard of knitting?

Ellee Seymour dijo...

Hi Ignacio, great to hear from you. Can you dance the salsa? I've taken it up this year.

If you start a blog in English, then you can communicate with me and many others, I'd like to read your posts.

Would you like to try my drinks quiz on my latest posting?

Anónimo dijo...

En el mundial 86 tenía 3, así que me perdí lo mejor. En el 90, imborrable el salto de troglio contra los rusos, la mano del diego para evitar un después de un córner...la valla invicta de zenga hasta el cabezazo del cani...codesal...la contra-contra brasil. En el 94 el gol del cani contra los negros, el grito a la cámara contra los griegos, la efedrina...y sufrimiento contra los rumanos...islas era malísimo. En el 98 sigo sigo sosteniendo que ortega fue el mejor, increíble primer tiempo contra los ingleses...2002: sólo la canción esa de "hubo un papelito por cada latido". 2006: pongan a tevez y a messi!!!


NICO (PASANT)

PIQUETE, EL BOSTERO dijo...

FALTAN 5 PARTIDOS, DE LOS CUALES

PODEMOS PERDER 1, JUGANDO ASÍ

LLEGAREMOS AL QUINTO PARTIDO.

" Por lo menos, así lo veo yo"