23 de noviembre de 2005

BUENOS AIRES

Algunos comentarios, personalizados:

1- El asado se va a repetir (Piquete ¿qué estás esperando?).
2- Se puede pensar qué es mejor y qué es peor en cada cosa, sin tomarlo como una pérdida de tiempo. Por eso somos animales racionales, aunque a veces los animales que no lo son saben mejor que el hombre qué es mejor y qué es peor para ellos. Sí, a vos te digo.
3- Las reflexiones de Marcela alrededor del tema de la lluvia me obligan a expresarle todo mi agradecimiento por reflejar en este humilde rincón toda su alma, su dolor y su amor. Cualquier otro comentario de mi parte sobra.
4- ¿Qué pasa con Betinho que no aparece?

Ahora sí, voy a lo mío: El lunes una pequeña cicatriz se me dibujó en mi errante espíritu porteño. Leía tranquilamente el periódico ante un café, y me enteré de que la pizzería "La Guitarrita" había cerrado sus puertas ¿para siempre? Vinieron a mi memoria imágenes de amigos, compañeros de laburo y hasta un par de minutas con quienes había sabido compartir una grande de muzza en una de sus mesas (por separado).

La ciudad cambia y nosotros también, pero hay esencias que nunca se alejan. Tengo mil rincones en Buenos Aires que identifico con diferentes rostros, recuerdos, o anhelos que no germinaron.

En el Parque Thays encuentro a un niño entrando temeroso al Tren Fantasma, al tiempo que a metros de él observo al mismo niño hecho hombre, con un caño en su frente y tres ladrones arrebatándole todo menos la dignidad de los cueros.

Sobre la esquina de Balcarce y 25 de Mayo me encuentro una y otra vez, siempre por última vez, con mi tío, ya eterno, que hoy me guiña el ojo desde un pasado adolescente.

Y así, la lista puede seguir en una sucesión inagotable, barrio por barrio, lugar por lugar: una casita en Parque Avellaneda donde aprendí que la esclerosis y la alegría no son enemigos; una esquina en Pampa y Cabildo en la que me espera el amigo para hablar de fútbol y mujeres; una parada de bondi en Las Heras y Bustamante donde un destino pasó de largo y otro me encontró; una celda oscura y maloliente en Monserrat; la plaza Libertad en Retiro, testigo de mis primeras hazañas de potrero; el desaparecido bar Océano de Palermo Viejo donde creí y escribí; un teatrito en la calle Humahuaca; la estación Liniers de donde peregriné madrugador, un muelle en el río color de león...

Lugares que traen a otros, recuerdos que albergan sonrisas y heridas absurdas.

Las calles de Buenos Aires, tal como escribiera Jorge Luis, ya son mi entraña.

4 comentarios:

Marce dijo...

Me gustó mucho el comentario del Editor...pero esto me lleva a otra reflexión; si casi todos los porteños son errantes y/o melancólicos...por qué cierran lugares como "El Molino"; "La guitarrita" y demás ..cambiándolos por MC DONALS; o bien los porteños son melancólicos porque les cambian los lugares. Esa es una de mis dudas; y la otra, nos estaremos poniendo viejos que recordamos cada vez mas nuestra niñez y/o juventud???

PIQUETE, el bostero dijo...

SIEMPRE QUE NOS SACAN ALGO, NOS

PONEMOS ALGO MELANCÓLICOS ( POR

LO MENOS A SÍ LO VEO YO) YA SEA

POR LOCALES O ALGUNA CASITA QUE

QUE TENÍAMOS DESDE PEQUEÑOS Y

QUE POR DISTINTAS CIRCUNSTANCIAS

HOY NO LA TENEMOS.

PERO A VECES ME ACUERDO DE UN TEMA

DE UN GRUPO POP QUE LLAMA

"TODO PASA" Y SIGO PARA ADELANTE.

P _ _ _ _ _ _

chify dijo...

Gente! como algunos sabrán, chifulina, hija de padre militar, vivió en más de una ciudad. Tengo más personas y recuerdos que no voy a olvidar que Fito Paez... no voy a enumerar cada lugar... pero, en particular, lo que más me gusta es cuando siento algún aroma que me transporta inmediatamente por el invencible túnel de los recuerdos. Es un instante q llega con alguna brisa y me hace volar la peluca y asombrarme una vez más de la desgastada (pero aún vigente) memoria humana.
Ya iré contando, con el pasar de los comentarios, detalles de cada lugar donde tuve la fortuna de vivir.

saludos y buena vida!

Soshebar dijo...

Hola, tengo una buena noticia para vos! La Guitarrita, reabrió sus puertas en Arcos Y Manuela Pedrazza. Fuí la semana pasada y se come igual, el lugar es más amplio y por supuesto tiene menos onda, pero será cuestión de ponérsela, no?
Te invito a visitar mi blog:
soshebar.blogspot.com

Saludos