3 de noviembre de 2005

ACCIÓN Y REACCIÓN

En primer lugar queremos agradecer a aquellos que visitaron esta humilde página y dejaron un comentario -ya fuere oral o escrito-. También a quienes nos regalaron su silencio, que comunica tanto como las palabras. Tomamos nota de cada reacción y nos proponemos responder adecuadamente, aún cuando nuestros recursos sean limitados.
Como sabrán, el pasado lunes cumplí 3 años de casado. Para celebrar la ocasión fui a comer con mi señora esposa a "Arguibel", en la calle de Las Cañitas que lleva el mismo nombre y dura una cuadra y media. El lugar es recomendable, por lo menos para asistir con alguna dama/caballero (dejo a ustedes la preferencia). Buena ambientación, excelente comida y servicio correcto conforman una oferta para tener en cuenta. A mi gusto, el volumen de la música de fondo era demasiado alto, y considerando que se trataba de un ritmo marchoso, aturdía un tanto. En el piso de arriba se festejaba algo que no tuvimos interés en saber, seguramente a eso se debía el barullo.
Menú:
Guinness en la barra a la espera de la fémina.
Entrada de crocantes de trucha ahumada.
Platos principales: Cordero arrollado con humita y salmón marinado.
Postre: Tonos de chocolate en mousse, brownie y salsa de frambuesa, y flan de naranja con base de chocolate.
Bebidas: Agua mineral sin gas y copa de Terrazas Merlot para el caballero.
Costo aproximado del evento: 90 pesos sin contar taxis. Sin embargo, este servidor contaba con un descuento del 50% que no tuvo empacho en exhibir a su llegada, y debió recordar a la presentación de la dolorosa, habida cuenta de que un "olvido" no la había incluido en el saldo final. El monto erogado, pues, fue de 58 pesos más los taxis. Las bebidas no estaban incluidas en el descuento.
En conclusión, fue una velada a tono con el motivo de la celebración, y mano a mano como en los tiempos en que la descendencia no había aparecido aún en escena.
Día a día compruebo que un elemento esencial para la salud de un amor conyugal es la seducción permanente, en el sentido elegante de la expresión. Es decir, no se piden cosas raras ni recargadas, pero un poema en un día de lluvia, unas flores coloridas o una mirada significativa derriban las vallas de cualquier silencio. Quien no sabe escribir sabe cantar, y quien no sabe cantar sabe acariciar, y quien tampoco sabe acariciar sabe sonreir.
Cuando la rutina arrecia y la monotonía amenaza, es bueno preguntarse cómo vamos a hacer para que esa mujer siga pensando que uno es el hombre de su vida, siga riéndose de nuestras ocurrencias y siga ilusionándose con que al sonar el teléfono sea su marido. El amor implica admiración. En el caso de ustedes, amigos lectores, esta inquietud (que es a la vez uno de los entretenimientos más saludables) no es aun mayoritaria. Concédanme unos años de gracia y quizás recuerden estas líneas.
Amor y deseo son dos cosas diferentes:
que no todo lo que se ama se desea,
ni todo lo que se desea se ama.
(Miguel de Cervantes Saavedra)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Great site. I will send others to you. The community of blogs is a fantastic way to learn and grow. Get a chance, visit www.innertalk.com. Free hypnosis and subliminal programs on line.

Anónimo dijo...

For a very enjoyable book to read, I definitely recommend 'Marcella: Princess or Pawn' which can be found at http://www.marcella.cc - you can even read the first chapter for free!

Mery dijo...

Quiero decir PRESENTE ya, porque no quisiera que mi silencio se interprete como "desinterés" o whatever.

Luego de leer el relato del feliz casado me quedé pensando en esto del amor. Quisiera opinar, contar mi experiencia, como la de Ignacio, pero no puedo. Lectores: no tengo pareja, entonces...los veré en el próximo tema, porque acá no tengo nada que hacer.

Seguramente seré muy participativa en temas como 'chopin', 'el arte culinario,todo', 'Luis Miguel'; en fin, todas estas cosas de tanta importancia que requeriría de los lectores una concentración tal que dificilmente puedan seguirme el hilo de conversación.