7 de diciembre de 2007

VACACIONES

Llega el día tan esperado durante un año y medio. Mañana por la mañana saldremos hacia la playa y me desenchufaré del mundo para zambullirme en el mar, la arena y el sol.

El día en que uno va a trabajar sabiendo que las vacaciones están ahí, a unas horas de distancia, es uno de los días más gloriosos del año. El trabajo puede acumularse, pero lo hacemos con otro espíritu. El día de la víspera es uno de esos en los que sentimos que nuestro trabajo tiene un fruto jugoso a punto de madurar.

Elegir el libro o los libros que vamos a llevar con nosotros, hacer la valija, buscar los pasajes, seleccionar las remeras favoritas. Todo se envuelve en la brisa marina, o serrana, o campestre, que promete descanso merecido y disfrutado.

Este espacio cierra su actividad por 15 días. Nos veremos a la vuelta, con nuevas fuerzas.

7 comentarios:

Kluivert dijo...

Bambi, que tengas unas buenas vacaciones. ¿En qué playas veraneás, si se puede saber?

Por mi parte, me voy a Santa Teresa en marzo, junto a los jubilados. Así que estaré resistiendo (?) enero y febrero acá.

El Bambi dijo...

Me voy a San Bernardo, me prestaron un derpa ahí. No tengo una playa fija, tampoco un mes fijo. La voy pisando y decido cuándo y a dónde durante el año.

En marzo de 2006 nos fuimos a un lugar fabuloso cerca de Atlántida, en la Banda Oriental.

En el 2005 nos habíamos ido a Merlo, en San Luis, en agosto.

Y en el 2004 habíamos estado en Santiago de Chile, visitando a la abuela de Paula, y en Pinamar y Mar de Ajó (otra playa de jubilados en marzo).

Ya ves que nunca vamos al mismo lugar ni en el mismo mes. En enero y febrero tiendo a quedarme en la Reina del Plata, es una costumbre que se me hizo carne (?) en mis años de cadete, en que mis amigos se iban a la playa y yo me quedaba caminando la yeca por acá.

Marce dijo...

FELICITACIONES BAMBI, lo tenes hiper merecido

Kluivert dijo...

Bambi, emocionante verte usar un (?). Me hiciste explotar.

Sí, yo también prefiero irme pa la playa en otro momento que no sea enero o febrero, para estar más tranquilo. Si no es como estar en Capital pero con mar.

De chiquito, con mi familia, fuimos a Atlántida y me acuerdo que estuvo muy bueno. Era un lugar de esos en los que la gente no cierra las puertas de su casa con llave.

Anónimo dijo...

Ojalá puedas disfrutar mucho. Todo: departamento, playa, ciudad, paseos. Todo.

Se te va a extañar. A veces, entre tanta locura, tu serenidad y reflexión son tan necesarias.

Diviertanse, los Duelo!

El Bambi dijo...

Gracias Marce y Anonymous. Uno hace lo que puede.

En Atlántida, Kluivert, fui al Fortín de Santa Rosa, una posada colonial con parra, aljibe y cañones en el portón, que está a 7 km del centro y tiene un bosque al borde del mar. Estaba desierto en marzo, solo para nosotros. Comimos como reyes y me iba a trotar por la playa, como voy a hacer ahora en San Bernardo. Lo recomiendo mucho, es algo más caro pero vale la pena. Los uruguayos me caen particularmente bien.

Maria dijo...

Anonymous soy yo, que no supe poner bien el nombre.