30 de agosto de 2007

¡AVANTI!

No te des por vencido, ni aun vencido,
no te sientas esclavo, ni aun esclavo;
trémulo de pavor, piénsate bravo,
y arremete feroz, ya mal herido.
Ten el tesón del clavo enmohecido
que ya viejo y ruin, vuelve a ser clavo;
no la cobarde estupidez del pavo
que amaina su plumaje al primer ruido.
Procede como Dios que nunca llora;
o como Lucifer, que nunca reza;
o como el robledal, cuya grandeza
necesita del agua y no la implora...

(Pedro B. Palacios, de alias Almafuerte)

5 comentarios:

Arkhos dijo...

Ese es PIU AVANTI, no avanti.

El Bambi dijo...

Sí, lo sé, pero el título no responde al nombre del poema sino al reflejo de un sentimiento. Gracias por el comentario.

Anónimo dijo...

AVANTI !! Nacho AVANTI!!

Mery dijo...

Tengo la mala costumbre de ver siempre lo bueno en lo malo. Mala costumbre porque a veces es necesario ver lo malo, y aprender; a la fuerza. Pero no, yo busco y busco y no paro hasta poder ver algo bueno en algo malo.

¿Y qué pude encontrar estos días para reflexionar, y para ver lo bueno en lo malo?

El que él te haya dicho de una manera tan poco amistosa que no sos 'como él', que todavía te falta para ser reconocido, creo que dan muchiiiiiisimas ganas de gritar "Gracias, gracias por ser como soy, y gracias por demostrarme que estoy tan lejos de ser así y jugar el juego con sus reglas".

¿Muy optimista mi mirada? Puede ser, pero estar tan lejos de él te hace ser más vos.

Anónimo dijo...

sabes a veces el alejarnos nos sirve de mucho mi padre me humilla siempre que puede soy esto que soy lo otro pero sabes que el nunca ha vivido la vida como yo porque mientras el esta pendiente de los defectos de sus hijos yo estoy pendiente de disfrutar cada segundo de vida como me plase