12 de marzo de 2007

EN UNA NOCHE MILENARIA XII

A la mañana siguiente de ese domingo luminoso, llegué a mi oficina y le envié un mail a Arturo, uno de mis amigos/hermanos.

"No digas nada. No me contestes. Creo que he encontrado a la mujer de mi vida".

Arturo me envió otro mail. Nada dijo. Nada contestó.

No había nada que decir.

4 comentarios:

X dijo...

Cuando encuentras al hombre de tu vida...en este caso a la mujer, eso se sabe enseguida, con el tiempo puede ocurrir que pienses, me lo tenía que haber pensado!! pero son los menos casos.

No se puede luchar contra el chispazo del corazón.

Anxie dijo...

Pasaste por mi blog de cine?...

Te esta esperando...

Nos vemos el domingo con "Sorpresa"...

Saludos!

Corner dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Corner dijo...

Bambi, nos tiene medio abandonados. Si tiene un ratito lo invito, http://thesillonpress.blogspot.com/
Será bienvenido.
Abrazo y publique che