3 de mayo de 2006

NOTRE DAME


Parece que el frío ha vuelto por estos lares. No obstante, no hay derecho a queja. Nuestros registros térmicos invernales son casi una humorada para los habitantes de Moscú, Ottawa o Punta Arenas.

Estoy leyendo (en la medida en que mis hijas lo permiten) "Nuestra Señora de París" ("Notre Dame de Paris" en el original), del ya mencionado Victor Hugo. La acción transcurre en 1482, en la capital francesa. Al principio se me hizo un poco pesado, pero intuía que la acción se aceleraría y acerté: en la página 250 los personajes se entrecruzan y se genera una red de historias que seguramente llegarán a un final repentino y unificado, como debe ser en una buena novela.

Ya he mencionado "Cien años de soledad" como un libro que decididamente no me motivó para seguir leyendo. Otro que abandoné fue "Conversaciones en la catedral", de Vargas Llosa. No me gusta ese estilo de escritura que mezcla en una misma oración las reflexiones del protagonista con la narración de lo que está haciendo. En cambio, sí me gustaron "Los jefes" y "Pantaleón y las visitadoras", muy divertido este último.

Obras pendientes de lectura, millones. Pero hay algunas con nombre y apellido que considero obligatorias. La lista sería demasiado larga, espero ir acortándola en los años que vienen.

Por último, una pregunta: ¿Cuántos libros llegará uno a leer a lo largo de toda su vida?

1 comentario:

Paxzu dijo...

Hola, comienzo por responder tu última pregunta(aunque no me lo hayas pedido) no se cuántos libros pueda llegar a leer alguien que lee rápido, pero yo tengo como objetivo leer un millón ántes de los 50, tengo más de la mitad y llevo apenas 3.856, contando los que no elegí, los impuestos, los de cátedra.

La idea es que planteaste una pregunta que me hago habitualmente.

Cien años de soledad hace 15 años me pareció un tedio insoportable, sin embargo hace uno fue fascinante y lo he leído todo de un sólo tirón.

No me pasa así con Ulises de Joyce, el cual leo de a bloques(voy por la mitad) y lo releo, porque se me escapan cosillas pequeñas(demás está decir que me gusta, me agrada, me encantaaaaa.)pero no puedo wevitar serle infiel, con libros de cátedra y la sociedad Romana y la Sociedad antigua, etc.

Este que mencionás de Victor Hugo, veré si lo consigo y te digo.

Salutte.