30 de septiembre de 2007

ARGENTINA EXISTE

Señores, los Pumas le pueden ganar a cualquiera. Obtuvieron el primer puesto en la zona más difícil del Mundial y la historia con Irlanda quedó saldada con un elocuente 30-15. Francia pagaría por retroceder a los himnos del partido inaugural, esos que marcaron cómo salía la Argentina a jugar este torneo y mostrarle al mundo que es cosa seria.

Pero hoy quedó sellado el pasaporte de "Les Bleus" a Cardiff, donde enfrentarán nada menos que a los temibles All Blacks. Los Pumas, en cambio, podrán aprovecharse del bondadoso fixture que los franceses se habían armado para ellos: cruce con Escocia, difícil pero el más accesible de los posibles rivales en cuartos, y en la París que ya los vio ganarles a los locales y a los irlandeses.

Es difícil reflexionar fríamente después de un partidazo que por momentos cambió de dueño con la velocidad de una flecha. Era de esperar que los Irish no se rindieran fácilmente, pero al ver el partido, uno creía asistir a una lenta victoria por demolición, que fue lo que finalmente sucedió. La señal más clara fue cuando Irlanda pasó al frente con un try de O'Driscoll y conversión, pero a los cuatro minutos vio sus palos vulnerados por un drop de un Hernández "imperial", como dijo L'Équipe, que volvió a colocar a los Pumas arriba en el marcador.

Nunca había terminado de ver un partido de rugby disfónico, como me ocurrió hoy. Grité los dos tries como si fueran goles, haciendo uso de mi garganta futbolera. Y aprovecho para comentar algo que se me ocurre como observador amateur de este deporte: Sin ser un experto, se me ocurre que la Argentina tiene un juego de pie como no tienen otros, y con el riesgo del ridículo pienso que tal vez haya alguna raíz cultural futbolera en ese hecho. Hernández se recibió de crack. Ya lo era, pero hoy se hizo más conocido aún para el público que no ve rugby habitualmente.

"Un equipo profesional con corazón de amateur", escribió Jorge Búsico desde París, en su gran blog de rugby. Tengo más reflexiones sobre este equipo y su papel en estos tiempos, pero me las guardo hasta que termine el sueño. Por ahora, sigamos brindando con Guinness y esperando por un scotch el domingo que viene. Gracias Pumas otra vez.

Es de esperar que quienes tienen que sacar conclusiones de este Mundial nos den el lugar que nos corresponde. Como decía esa bandera blanca en medio de la marea verde, Argentina existe.

9 comentarios:

Sine Metu dijo...

ojo con escocia, que Patterson es infalible a los palos. En toda la primera fase no erró una patada.

El Bambi dijo...

Patterson es el alma del equipo, por lo que he leído. Calculo que Loffreda estará al tanto de esa pegada y trabajarán sobre la necesidad de evitar situaciones que lo favorezcan.

Yo veo mucha mística en Los Pumas, y mucha categoría. Es fácil hablar con el diario del lunes, pero me parece que más allá de resultados la Argentina está madura para romper su record de cuartos de final en Mundiales.

Nico dijo...

Más de una vez escuché comentarios de ex Pumas acerca de la influencia del fútbol en el manejo con los pies. Tengo un conocido que de chico jugaba al fútbol con Juan Martín Hernández y siempre decía que era un crack.

Anónimo dijo...

El mejor aspecto, a mi juicio, que tiene la democracia, es poder convivir en un mismo espacio personas con opiniones diferentes sin confrontar.
En tiempo de mundial de rugby, pareciera que "la Argentina" y "los argentinos" nos jugáramos algo en esta contienda.
Y como yo discrepo por empezar con la supuesta defensa de la nacionalidad a través de un deporte. Y para continuar, formo parte de esa gran mayoría de nacidos en esta tierra a los cuales el rugby les importa, importó e importará nada.
Por eso no puedo evitar que me cause gracia el reciente fanatismo por este deporte, principalmente por parte de aquellas personas que no tienen ni idea de que se trata (de hecho, tanto La Nación como Clarín publicaron "informes" en donde explicaban los rudimentos del juego). Ver las publicidades "que apuntan al corazón", con esa sensibilidad barata a la que son tan afectos los "creativos" en estos últimos tiempos. Este impostado furor por el rugby (¿cuanta de la gente que vió el partido ayer puede nombrar 5 clubes donde se practique este deporte?) me suena, mas que nada a publicidad y garketing, teniendo en cuenta que el que consume rugby en general detenta un buen poder aquisitivo, siendo un (potencial) buen cliente.
Otro aspecto gracioso a analizar es la supuesta defensa de la Argentina que llevan adelante los jugadores, no ya de este deporte sino de todos. Cuanta confusión: se trata de una competencia deportiva, el país no se juega nada. Y lo correcto es hablar del seleccionado de rugby argentino, jamás de "la Argentina".
Veo en estas expresiones patrioterismo de utilería al que tanta gente es afecta, emocionándose cuando se canta el himno, pero pisándole la cabeza al de abajo (que es argentino, pero ¿que cambiaría si no lo fuera?) en cuanto puede.
A los que les gusta el rugby, que lo disfruten con ganas. Los hinchas de cotillón que aparecen una vez cada 4 años sólo me causan gracia.
Saludos
Chipi

El Bambi dijo...

Yo no interpreto que un partido de Los Pumas sea una defensa de la patria ni mucho menos. Me emociona verlos cantando al himno, como se emocionarán los All Blacks con su "haka", y es así, qué le voy a hacer... Grité los tries como grito los goles de San Lorenzo (bueno, no tanto), los triples del basquet u otras conquistas en otros deportes.

Los Pumas representan a lo mejor que tiene el país en materia de rugby, y a mí, como aficionado a todos los deportes en general, eso me gusta. En el caso puntual de esta Selección, una de las cualidades que la distinguen es su espíritu amateur. Los jugadores cobran viáticos ridículos para lo que es el rugby mundial.

Yo no me siento más o menos argentino por el rugby o por otro deporte, pero disfruto todos los triunfos argentinos. Son logros deportivos con los cuales me siento identificado porque los alcanza una selección que está hecha con los mejores rugbiers de mi país, y entonces me da orgullo pertenecer a una sociedad que tiene esos deportistas. Si los deportistas argentinos no fueran buenos en ningún deporte, no dejaría de sentirme argentino. Pero si ganan me pongo contento, como me pongo contento si un argentino hace descubrimientos científicos, escribe libros que aportan algo a las personas o hacen cosas importantes para solucionar problemas mundiales.

Si alguien conoce el rugby gracias a este Mundial, a mí me parece algo positivo. Lógico: hay que ser sinceros. Los que nada saben, nada pueden mentir. Los que saben mucho, mucho pueden decir. Y los que tenemos un saber aceptable, podemos hablar o escribir con conciencia de las propias limitaciones técnicas.

De todas maneras, bienvenidos los que descubren el rugby y los informes de los diarios sobre el reglamento de este deporte, porque el rugby tiene valores muy buenos: la solidaridad en la cancha y fuera de ella es quizás el que mejor nos viene a los argentinos, tan individualistas en tantos aspectos. Ver a los irlandeses hacerles galería y aplaudir a los argentinos que los acababan de vencer me pareció algo digno de ejemplo, y es algo que siempre se hace en el rugby.

En cuanto al elitismo del rugby, me parece que eso sucede más que nada en Buenos Aires. Porque los pueblos del interior están repletos de equipos donde juegan chicos de una extracción social baja.

Me parece que el rugby está en un proceso de crecimiento popular como tuvieron el tenis o el básquet. Y dado que el deporte siempre es bueno para una sociedad, el crecimiento del rugby, con sus características particulares, es bueno.

Por supuesto siempre hay oportunistas que hacen uso del rugby para el marketing, como los hay en todos los deportes. Pero eso no es culpa del rugby. El hecho de que algunos jugadores cobren por hacer determinadas publicidades es cosa de ellos. Está en uno creer que la cerveza Quilmes o una tarjeta de crédito son mejores productos por ponerle plata a un seleccionado. En lo que a mí respecta, ayer brindé con una Guinness y no tengo tarjeta.

hugo dijo...

estoy de acuerdo con usted anonimo sobre el error de mezclar nacionalismo con deporte, cualquiera sea este.-

kammy dijo...

son lo maximo pumas.....sin dudas son el mejor equipo en todo sentido.....una copa no hace la diferencia pero un corazon..sii...hace mucho q deverian estar en el 3 naciones se lo merecen este mundial solo fue una prueba para demostrartle no tan solo a la UAR SI no al mundo.. q son capases q pueden...y q si les dieran una oportunidad para mostrarce darian lo mejor de ellos..hay uan gran diferencia entre querer ser el mejor y dar lo mejor .....LOS PUMAS van a hacer lo imposible por DAR LO MEJOR..¡¡¡


un GRACIAS es poco.......

de su ADMIRADORA numero 1 para mis IDOLOS numeros1....



100%puma100%corazon

kammy dijo...

PARA BAMBI Y ANONIMO...y los q quieran ller todo bien bien...




bueno queria agregar algo mas...la
verdad q me parece q no tiene nada de malo...q por el mundial de rugby haigan personas q se hagan fanaticos....de LOS PUMAS del rugby...me parece bien..q los alienten aunq sea cada 4 años...y en cuanto a la prensa esto no pasa solo en el rugby es en todos los deportes estan para eso para tratar de ganar plata con lo q hace ""FUROR" y bue ahora les todo a este deporte al rugby...y es asi como funciona esto....




lo bueno es q por lo menos el rugby no se metio en eso....
sigue siendo un deporte q te sirve para toda la vida en todos los sentidos :aprender compartir colaborar y ser humilde....es cierto q se ve km un deporte de clase media alta..pero nosera q son valores tan distintos al futbol q hace q se vea asi....


pd:nunca podes comparar un try de un equipo q te representa en todas partes del mundo a un gol de san lorenzo te la mandaste mal...




I LOVE♥PUMAS...


100%PUMA100%CORAZON

El Bambi dijo...

Kammi: Gracias por tus comentarios.

San Lorenzo es un sentimiento, qué le voy a hacer. Me gusta el rugby y los Pumas me generaron mucha pasión, pero lo mío siempre ha sido el fútbol, y especialmente el Ciclón de Boedo. No está ni bien ni mal: es así nomás.